Soltera a los 40 – Compartimos historias de singles











{21/06/2015}   Matapasiones


He preparado un recopilatorio de frases y acciones matapasiones; es decir, aquellas cosas que son como baldes de agua fría en los primeros encuentros, dentro y fuera de la cama. Cualquier semejanza con hechos y personas reales no es mera coincidencia:

 En la primera cita:

–          estás en un bar o café, habéis tomado un cortado o un agua y llega la cuenta. Él propone pagar a medias, o lo que es peor, te pide que lo invites tú porque no lleva efectivo. Arrr

–          ¡de aspecto no está nada mal!; piensas con satisfacción agradecida por haber aceptado la cita a ciegas que tu amiga Pepa te coordinó. De pronto sonríe y tiene los dientes torcidos              y marrones. Auggh.

–          se pasa toda la velada hablándote de su ex; ¡y encima te muestra la foto de ella que lleva en la billetera! Noo.

–          se pasa toda la velada hablándote de sus 3 hijos pequeños; ¡que traviesos que son!

–          se pasa toda la velada hablándote de sus 3 hijos adolescentes; ¡están en una edad tan complicada!

–          en el otro extremo; nunca tuvo novia ni una relación estable. Danger!

–          le hacen mobbing en el trabajo, porque él nunca ha sido valorado como se merece, todos sus logros se los apropian otros, lo ningunean, le pagan mal, ni siquiera… bla, bla, bla.

–          el típico mono-temático; por ejemplo que es un apasionado del deporte y las actividades de riesgo; no tiene otro tema de conversación.

–          “eres simpática; pero no te vendría mal hacer deporte para mejorar tu aspecto”, plop.

–          no para de hablarte de su mejor amigo, con ojillos de carnero degollado; ¿habrá por ahí algo oculto que asumir?

–          eres la mujer de su vida, ya solo con verte…

–          todas las mujeres son malas.

–          su terapia con el psicólogo

–          la vida es una mierda

–          se emborracha

–          su hipoteca

–          la crisis.

En la cama:

–          calzoncillos de post-guerra; rotos o agujereados

–          calzoncillos grisáceos; ¿aquello que veo por ahí es una mancha?

–          al desvestirse se rasca las pelotas; ¡no podés!

–          se acuesta de espaldas con los brazos atrás de la nuca, esperando que tú lo hagas todo; ¡trabajá un poquito!

–          su habitación es un nido de ratas.

–          su habitación está llena de fotos de su ex.

–          “cariño, no hagamos mucho ruido que la habitación de mamá está al lado”.

–       y esta es la estrella (aunque no ocurrió en una primera cita): el galán se equivoca y en vez de vaselina te pone allá       abajo, una vaselina con anestésico que le dio por error la farmacéutica. Llegado un punto te preguntas preocupada: ¿tendré un grado de insensibilidad tal que no siento ni su lengua? Pero todo se aclara cuando él levanta su carita de asombro para informarte que se le ha dormido la lengua. Noooooooo.

Por Raffaella Carrà



agujero negroEstimadas amigas y amigos, ¿alguna vez se han percatado de este curioso fenómeno?

Recomiendo escuchar esta música de fondo mientras lees este inquietante post.

Se trata de la desaparición repentina y sin explicación, de individuos del sexo masculino, tanto feos como guapos (aunque estos últimos en mayor medida); en general mayores de 30 o 35 años, valga decir que cuanto más viejos peores los efectos… 

Los síntomas previos a esta peculiar “desaparición” o “abducción”, llamemos lo así; suelen ser “relaciones” sentimentales y/o sexuales llevadas a cabo por la víctima, tras un breve o largo proceso de seducción hacia el otro sujeto, a saber: una mujer en busca de una relación estable.

Debatiendo con diversas expertas en la materia, hemos tratado de encontrar una explicación lógica y razonable a este fenómeno cada día más habitual, siendo por consenso casi unánime el siguiente veredicto: la cobardía. 

No atreverse a decir las cosas a la cara, o simplemente por mail, teléfono o Whatsapp; ¡tampoco pedimos demasiado!

Otros motivos menores: dejar las puertas abiertas quizás (por si se arrepienten después o la otra en cuestión no resulta del todo favorable), pena, misericordia, temor a una escena histérico – emocional, a las lágrimas, a los gritos de desesperación y abandono, ¡que se yo!

¡Alguien que eche un poco de luz a este oscuro asunto por favor! ¿Ustedes qué opinan ..?

 

Por Sun



{28/04/2013}   Sexo la Primera Noche

sexo primera cita¿Es malo para un chico que desee una relación estable con una chica tener sexo con ella en la primera cita?

¿Qué debería hacer el chico para que no le tomen por un mujeriego?

Mi último amante lo que hizo fue prepararme un desayuno maravilloso, con tortitas americanas, sirope y chocolate, y luego darme un masaje con lociones relajantes y aromatizadas,… Aquello me hizo pensar en él como alguien especial, con el que, si también sabía cocinar y planchar, bien podría casarme… (es pura ironía )

Nos preocupamos innecesariamente por lo que pensarán los demás de nosotros si nos mostramos y actuamos tal como somos y hacemos lo que deseamos, si tenemos sexo la primera noche… Por lo que aprendemos a renunciar a ser como somos, y a comportarnos de forma falsa, pero correcta y aceptada por norma… Nos da miedo, que si hacemos lo que queremos, acabemos descubriéndonos y conociéndonos de verdad, por si no somos tan buenos y dignos como deberíamos ser .

Pero, en realidad, si me atrevo a hacer lo que quiero, y me acuesto con un hombre que para mí es especial, y este luego, piensa que, eso me resta valor como persona, ó como pareja, y que “debo ó tengo” que hacer algo, que me dignifique ó redima, y para que cambie de opinión respecto a mí, lo que ocurriría sería que soy yo la que pensaría de él, y descubriría que no es el compañero que yo necesito a mi lado… Aunque, eso sí, reconozca que tiene un buen polvo el tío, y por eso, una mujer como yo, acabó en la cama de un idiota como él… jejej

Sobre este tema no teorizo, sino que hablo desde m propia y real experiencia, Y reflexionando, a toro pasado y fríamente sobre mis relaciones, y mis NO relaciones, me doy cuenta que acostarme con algún que otro chico en la primera cita, me hizo tan especial a sus ojos, como aquel beso en la frente que le dí a aquel otro, ó cuando, tras calentar indecentemente al máximo a otro, me negué a acostarme con él; ó cualquier otra cosa que hice en otras citas y otras situaciones diferentes, pero que me hicieron sentir fenomenal, y me nacieron así, espontáneamente, y lo hiciera, aunque con cierto temor, sin esperar “ganarme la validación de nadie”… Incluso creyendo que en realidad me estaba arriesgando a salir “malparada”. ó perder definitivamente ya toda oportunidad de tener algo… Pero que deseaba tanto hacerlo, ¡que no pude reprimirme! ¡Y nunca me he arrepentido!

Yo creo que hay que dejarse de hipocresías en este aspecto del sexo, y hacerlo solo y siempre que realmente así lo deseemos, aunque pueda no ser visto políticamente correcto, y, desde luego, NO hacerlo cuando no nos apetece, por más que el chico se lo merezca… Que también me ha sucedido alguna vez… Y es muy triste acostarte con un hombre al que no deseas, solo por cariño, y porque crees que lo merece más que nadie…

Estas cosas de la atracción sexual y el amor, por suerte o por desgracia no funcionan así… Y es mejor ser sinceros y auténticos.

Cuando existe algo especial entre dos personas, ó cuando una persona te hace sentir algo especial, el hecho de compartir sexo si así surge, es tan especial, como puede ser compartir la contemplación de un amanecer, una tarde de compras, una peli antigüa, o una carrera en minicars… Como marcharte, si él, ó tú, por lo que sea, en esa cita, no podéis mostraros tal y como sois y no podéis actúar como deseáis, provocando una situación tensa ó incómoda, que os hace sentiros mal.

Es todo lo que NO he hecho, solo porque temía lo que yo misma descubriría sobre mí, y lo que otros pensarían, ó sentirían, si yo actuase de acuerdo a mis deseos y mis sentimientos y mi verdad…

Y la verdad, que repasando mi vida, me doy cuenta que, los momentos que únicamente valen la pena vivir, son justo esos momentos que logramos volar por encima de nuestros miedos, y actuamos con total libertad y absoluta honestidad y coherencia con nuestros auténticos deseos, y a los que renunciamos en la gran mayoría de las ocasiones, solo para parecer mejores personas.

Ahora, en este punto de mi vida, antes que ser una buena persona, prefiero simplemente ser yo misma, ¡juguetona!

 

Este artículo sobre Acostarse la Primera Noche es un comentario autorizado de “Juguetona” desde el blog Seducción Femenina



cougar¿Cómo puedo explicar el subidón? La inyección de energía y frescura que recibes de la mano (y algo más) de un hermoso jovencito; sano, lleno de vida, sin mochilas pesadas a sus espaldas. ¡Ahora entiendo a las autoridades en el tema como Madonna o Demi Moore! Sin duda chicas, se trata del mejor tratamiento de belleza del mundo, y el más gratificante.

No se si todos son así, pero por lo que me han comentado las “buenas” lenguas parece que sí; este chico de 25 (bueno, en realidad tenía 24 recién cumplidos, puse 25 para generalizar) que me toco en suerte y agradezco enormemente al universo por este regalo; era tierno y cariñoso, sin miedos… Fuerte y galante. ¿Cómo explicar la sensación de esplendor? Amigas, rejuvenecí 10 años esa noche!!!

Sin remordimientos, sin expectativas de relación, los 2 solos con nuestro momento lleno de vida.

¿Alguna quiere compartir su experiencia en el tema como Cougar??? Es curiosa la definición de Cougar del inglés, significa algo así como “puma” a la caza de carne fresca, ejemm.

Venga animaros 🙂

 

Por Raffaella Carrà



{16/01/2013}   El Hombre Casado Cornudo

cornudoyo me pregunto, porque los hombres, cuando la mujer los engaña, se ponen tristes, melancólicos, OBVIO que se acuestan con todas las que se les cruza, se abren una cuenta en un chat de citas (despechados, hasta publican su foto actual! ) y cuando salen con vos, te hablan de la ex, que es una mala mujer, que les hizo esto y aquello, PERO que es la madre de los hijos, a nosotras, solteras de 40, nos dan ternura, pero es evidente que les carcome la cabeza la infidelidad de la mujer y terminan volviendo con la perra, y una se pregunta: para que le di consejos, lo escuche, me ilusione, si al final, todos son iguales, los tratas como reyes, no lo reconocen y se hartan, se van con otra que los humilla, los destrata…en fin, mi pregunta es: el hombre cornudo, alguna vez, una excepción, se olvido de la ex y encaro con otra???

 

Por Anónima



{04/11/2012}   POST-DATING

En este POST os hablaré del tema del DATING. Últimamente, en el Blog podéis encontrar artículos interesantes de compañeras sobre “Manuales del Dating”. En concreto dos: el de Sherry Argov y el de Steve Harvey.

El famoso compendio de Sherry Argov: “Por qué los hombres aman a las cabronas?” parecía potente.  Y es que al final lo que dice tiene su peso. Sherry no es una científica con mil estudios a sus espaldas, ni encuestas en la población, ni tan solo pruebas de laboratorio con ratones macho. Básicamente ha puesto por escrito (y se ha forrado) lo que nos decía nuestra abuelita: nunca debemos resultar“fáciles” si queremos enamorar a un hombre… debe costarle un esfuerzo… y ha de ser él quien nos conquiste ( y no nosotras?..ayyy que retrógrado).  

Me encantó, eso sí, un capítulo donde, dicho sea de paso, Sherry puso su granito de arena en pro del feminismo y la emancipación, al afirmar contundentemente que, en los primeros meses NUNCA se debe cocinar para un hombre! Aunque ¡Dios Mío! Me vinieron en mente todas esas veladas donde, vestida para matar, había querido impresionar al macho con tacones de vértigo y delantal puesto! El tipo se quedaba casi siempre apalancado en la silla con cara de bobo, sino amodorrado en el sofá, mientras yo iba meneando el trasero y sacando: que si la cervecita, el aperitivo, los entrantes, el plato principal superelaborado, el postre maravilloso… Ah, y sin olvidar el café y el chupito…. ni el Dolce Gabbanna podía arreglar ese olor pegajoso de mi pelo grasiento por los fritos, ni la manicura francesa con olor a cebolla …aunque, eso sí, orgullosa de mi hazaña después de un día larguísimo, terminaba a horas intempestivas fregando yo sola como una campeona los platos, ¡y con el aire triunfal de un mataor de toros!
Según la amiga Sherry, si por casualidad, el tipo viene a tu casa, tienes dos opciones: pedir una telepizza  o bien: ¡ofrecer palomitas! ¡Ay que bueno! Y después de leer eso, chicas, hubo un antes y un después en mi vida…. Por suerte, leí a Sherry hace ya tiempo y,  gracias a ella, aunque mis relaciones siguen siendo un desastre, ya no he vuelto a caer más esa búsqueda imposible de la correcta proporción entre la mamma mediterránea y la geisha japonesa, pasando por la pseudointelectual moderna. Aaagh…

Luego, no es que yo tenga nada en contra del hecho de que un hombre  escriba un manual para mujeres, pero el de Steve Harvey …ejem… se las trae…Eso de “Actúa como mujer, piensa como un hombre” en realidad podría perfectamente titularse: “Nena, actúa como mi pu… y lee mis pensamientos” . Es decir, el manual es una descripción, de pe a pa, de las fantasías que tiene este señor, es decir, una paja mental. Ah, y además, el señor en cuestión tiene el mérito de que para escribir este libro ( del que ya hay segunda parte, ¡cuidado!)  parece que ha contado con una base de datos extensísima que comprende… ah si! Seguro que a su parienta estupenda  señora Harvey más hermanos y primos segundos, además de algún que otro amigo y conocido…todo eso probablemente verificado por enorme autoridad en el tema…¡él mismo! Aunque, no penséis, que todo tiene una explicación. ¡El tipo es un profesional reconocido….del humor! Ah, ahora ya estoy más tranquila, Steve, porque eres tú, famoso por tus chistes, quien me aconseja.  ¡Si, si, gracia sí que tiene! Y creo que ríe él antes que nadie cuando comprueba cómo  algunas tontainas como yo pican de vez en cuando, y así él y la señora Harvey van engrasando los engranajes de su relación mientras van engrosando su cuenta bancaria…  ¡Ay Steve, tú sí que te las sabes todas!

Tengo que deciros que, en una tarde lluviosa en un reciente viaje a Nueva York, me vi tentada a entrar en la archiconocida librería Barnes&Noble, en Union Square. Parecía que estaba todo inventado en manuales de relaciones, pero tuve algunas sorpresas. En la cafetería, donde se pueden coger  libros y leer gratis, arrasaba entre las chicas, una tal Jessica Massa que parece que se ha hecho famosa en USA porque ha dado con otro filón de oro en el tema: The Gaggle, que significa Manada.

Os preguntaréis de qué va el tema. ¿El concepto? Muy sencillo. Ahora os pido que os sentéis en la silla para no caer. Si pensabais que todavía os quedaban puntos por estudiar, que no lo conocíais todo del llamado Dating, es decir, las citas con singles, del ligoteo y tal, pues aquí viene esa: Según Jessica el Dating está muerto, porque ya NO estamos en la era del Dating sino del POST-DATING, donde las reglas del dating ni los manuales ya no nos sirven! En el post-dating, ya no hay dating,  es decir, las citas in person tradicionales y sus normas se han esfumado!  Los contactos virtuales y los reales se difuminan y nos sobrepasan, bombardeándonos para al final crearse una especie de enjambres alrededor nuestro de desubicados, llamémosle hombres o  No-Citas. Si os preguntáis qué ocurre y por qué ninguna cita parece ya seria o potencial para una relación “normal”, aquí tenéis la respuesta. Si vuestra vida sentimental es un desastre comparada con algún tipo de idea de cita o relación “normal” heredada del pasado, podéis ya respirar tranquilas, porque lo que creíais “normal” ya es obsoleto: no existe! ¡Podéis tirar los manuales del Dating! ¡¡Bienvenidas al Post-Dating!!

 

Por Remedios A. Malla



Es media tarde y necesito inspirarme para escribir en el Blog. El lugar y el momento parecen  ideales para este tipo de análisis. La cafetería donde estoy ahora mismo, en una calle céntrica de una ciudad española, está llenísima de mujeres, de todas las edades y circunstancias. En una mesa, a mi lado, una con un aire muy, muy moderno aporrea su móvil enérgicamente. Cuatro chicas con carpetas y libros ríen y hablan a gritos. En otra mesa, unas abuelas, muy enjoyadas, toman café con leche y pastas. En un rincón oscuro del local, una madre da el pecho a un bebé mientras su otra hija se pone perdida de helado de chocolate. Busco con la mirada. Hay mujeres, sí, pero una a una las voy descartando.  ¿¿Es que precisamente hoy no habrá ninguna de las que busco??

Cuando vi el blog me pregunté: ¿qué significa estar soltera a los 40? ¿Quién está interesado en leer sobre este tema? El título era impactante.  Soltera a los 40.

Un día, pregunté a mi amiga María sobre Carlos, su ex.

Carlos? Fíjate qué mal, al final está soltero. ¡Y ya es un cuarentón!”. 

De repente, una bombilla en mi cerebro se iluminó. Podéis imaginar que la palabreja ya casi sale por sí sola de la boca : Sol-tero+ cua-ren-tón= SOL-TER-ÓN. Toda una catástrofe para el pobre Carlos.

La misma ecuación demoledora funcionaba en femenino con peores consecuencias para María: Con toda su inteligencia y estilo, soltera y cuarentona, a la pobre no le quedaba ya otra cosa en la vida que ser una tremenda SOL-TER-ONA. 

Por lo tanto, dejémonos ya de  eufemismos. Esto no es nada más que lo que es: un blog de SOLTERONAS.

Si tuvieran menos de 40 años, podríamos todavía llamarlas singles o chicas solteras y sería guay. Sin embargo, el 4 actúa de catalizador para transformarlas en  un espécimen diferente y raro. La palabra se asemeja más a un insulto con connotaciones patéticas. ¿Quién acuñó ese término?, ¿qué hay de terrible en ello y qué es pura leyenda urbana? Y ¿que tienen esos seres de especial? ¿Qué las diferencia de las demás especies? ¿Cuál es su esencia?¿De qué pié cojean?

Este tema interesa porque afecta a un elevado porcentaje de la población femenina, que sin comerlo ni beberlo se ha visto etiquetada con esta palabra. La idea es hacer un coleccionable de varios capítulos para averiguar LA VERDAD SOBRE LAS SOLTERONAS. De entrada, empezaremos por el principio y enunciaremos dos hechos básicos. Las solteronas se definen por dos cosas: 1) Tener más de cuarenta años y 2) Estar solteras.  Dos verdades como dos templos..

Por la parte de la edad, casadas y solteras deberían ser idénticas. Sin embargo, a nivel científico, se constató que las mujeres casadas en sus cuarenta aparentaban aproximadamente 8 años más que sus compañeras solteras. Sí, sí, ¡8 años! Popularmente se decía que era porque las solteras tenían más tiempo y se cuidaban más. Sin embargo, ahora se sabe, por estudios recientes y tremendamente reveladores, que todo se debe a que las hormonas predominantes son distintas en unas mujeres que en otras. En un caso, las hormonas las ayudan a favorecerlas y motivarlas, mientras que en el otro, si no se vigila, dichas hormonas pueden llegar a tener efectos devastadores.

Han descubierto en mujeres solteras una producción mucho mayor de la conocida hormona GRR o hormona de la pasión, que actúa a todos los niveles celulares con el objetivo de atraer al macho. En pocas palabras, como efecto colateral de la GRR tendríamos esa mayor tersura de la piel y rasgos más atrayentes en mujeres cuarentonas sin pareja.  Esas ganas de salir, ponerse guapas, ir al gimnasio, etcétera. Magnífica GRR.

En el caso de las mujeres casadas, al tener al macho  ya “cautivo”, el cuerpo dejó hace tiempo  de fabricar esa maravilla de hormonas GRR. Por si fuera poco, en hembras casadas, además, es bastante frecuente la  activación de la terrible hormona llamada ABRR, llamada así por ser la hormona del A-BURRI-miento que puede llegar a A-BORRECI-miento, que se produce en estas mujeres al aburrirse como ostras en su matrimonio  ( y después de aguantar pedos, eructos, bajar la tapa del WC y lavar calzoncillos sucios) llegando a aborrecer totalmente a su cónyuge, y dejando como secuela un cambio palpable en el carácter, así como  en los rasgos físicos que pueden verse seriamente afectados. La misión biológica final es sabia: ahuyentar al macho ya no deseado y por supuesto evitar a toda costa la procreación. Con ese fin, el cuerpo pone en marcha todas las estrategias posibles. Son típicos de este síndrome: ojos caídos y sin vida, mueca de disgusto y ceño fruncido.  Así, ya vemos lo que desata cada una de estas dos hormonas en el organismo y sus efectos de índole físico y psicológico, tan diferentes en uno u otro caso.

Pero en la encrespada cordillera de las solteronas, no todo monte es orégano. En otro capítulo seguiremos con el estudio científico de las hormonas en las solteronas y el peligro acechante de la hormona SOUL que da lugar a un carácter sombrío, melancolía y desolación, aniquilando a la GRR (Soltera Guerrera) y transformando hasta a la más dicharachera en una pesadísima SOUL-TERONA.

 

 

Dra. Dolores Machado



Jueves:
Cita con un chico (44 añitos) catalán un poco “tacaño”, que conocí en una web de Singles. Después de una cena en un restaurant tailandés me obligó a pagarle un bebida en la posterior en un bar, porque él me había invitado un agua con gas (que conste también incluía una rodajita de limón), la semana pasada, lol. Nota a su favor: se redime posteriormente con invitación a cena “íntima” en su casa, cocina él, ¿me pasará la cuenta después?? Espero que no , pero pinta otro tipo de transacción …

Viernes: descanso.

Sábado: Speed Dating con 15 galanes, ¡a cual más feo y raro! Un astrólogo frustrado, un instalador del Gas Natural, etc… Agotada después de 2 horas de contertulio con auténticos desconocidos que te preguntaban si tenías hijos, a qué te dedicabas y un sinfín de interesantes cosas más…. Voy y ligo al final con uno que era del otro grupo, el de los jóvenes, un chico muy majo, matemático, aunque un poquito bajo para mí (me sacaré los tacones) porque es que yo me había apuntado al de las viejas para ver si conseguía algún maduro interesante y cambiar de rubro para probar cosas más “serias”. ¡En fin!

Domingo: cita a ciegas con el otro galán de la misma web de Singles, resultó ser un latino sabrosón que después de ir a una exposición cultural me agarró por la cintura y sin más preámbulos a los besos; ¡estos latinos si que saben! No como los pelotudos de acá …

Resultado:
Lunes: emails de todos mis galanes (que apropósito 2 de ellos se llaman igual, que lío) con proposiciones que van desde cenas intimas hasta chocolate con churros…

Conclusión:
Para marido ninguno como ya he visto, quizás  el bajito matemático pero tampoco lo veo, los demás perfil amante quizás, y si hay suerte 🙂



Por Raffaella Carrà



{05/09/2012}   Cortitas sobre Sexo

¡A los hombres no les gustan los preliminares del sexo!

A ver señores tenéis y tenemos labios y lengua para besar, para chupar, manos y deditos para acariciar, para jugar…. ¡No solo se disfruta solo con el sexo! Si quieres sentirte una bestia del sexo puedes darnos muuuucho placer antes de pasar a la acción… Nosotras somos (todas, aunque algunas no lo han probado) multi-orgasmicas. ¡Más placer para mi más para ti también!

 ¡El alcohol no ayuda!

Él cree que sí, porque le da más ganas, pero a la hora de la verdad a las 5 de la mañana con 1 litro de alcohol en la sangre …plof!

 Bomboncito…

Aïe que difícil disfrutar después de haber probado un bomboncito con menos de 15 años que tu, pero muy muy experto en la cosa, guapo, bien dotado y muy hábil que podría  enseñar a algunos de sus mayores. Pero claro yo soy mujer y no se puede tener un novio tan joven, no eres Madonna,  pero  te cruzas con amigos de tu edad tan tranquilos con novias de mucho menores, listas para una pareja estable…

¿Igualdad? Todavía no. 

¿Porque no decimos nada?

Un día milagroso, te llevas a casa un italiano seductor (que ellos sí saben). Y pasas a la acción en el salón, y él sentado confortablemente los brazos extendidos sobre el sofá, sin caricias ni apenas besos, despega de éxtasis en menos de 5 minutos ¡Jod .. y yo!                                                                                                                                                                                                                     Que frustración y enfado, y que dices NADA, sonríes, no les dices nunca NADA a los hombres porque te cortas. No quieres ser mala, porque es taaaannn importante que se sienten machotes.  Porque no le decimos: “Tío que te pasa, es así que foll… ¿!… o ¡Sí que el tamaño importa! o ¡y mis tetitas/culito no los acaricias, tienes manos!?  ¡Ya deberías probar el viagra! ¡Mi vibrador lo hace mejor!” Yo pregunto porque no decimos nada…?!

 ¡El tamaño sí importa!

¿¡Demasiado grande duele, demasiado pequeño no se siente nada, esta claro?! Si no tienes ventajas pues compensa. Manos, lengua…Ver mi post anterior.

 

Por SolyLuna40.



et cetera
A %d blogueros les gusta esto: